Follow by Email

viernes, 2 de agosto de 2013

CAMPAMENTO PARA NIÑOS CON CANCER

 Esta nota fue publicada en El Heraldo de Chihuahua, un campamento donde los niños enfermos tratan de olvidar sus dolencias y salen bajo supervision, muy bonita labor, pero por desgracia es un grupo de bastantes niños enfermos, 35 para ser exactos tal y como narra la nota, misma que anexo y felicito a sus desarrolladores:

Venessa Rivas Medina

CUAUHTÉMOC, Chih.- Niños con cáncer y sobrevivientes de esta enfermedad se lanzaron a la aventura en la conquista de sonrisas. Ni quimioterapias, radioterapias, ni medicamentos pudieron derrumbar su fortaleza y determinación para divertirse en los paisajes rodeados de árboles y cerros, donde con gran esfuerzo dieron una lección de vida al demostrar que al trabajar en equipo se logran resultados sorprendentes.

Este es el séptimo campamento que la asociación Conquistando Sonrisas organiza a fin de que los niños con cáncer y sobrevivientes de esta enfermedad convivan, se diviertan y por una semana se olviden de sus tediosos tratamientos.

Este año participaron 35 niños de entre 4 y 16 años, de los cuales 26 son pacientes del Hospital Infantil, Hospital General y el Instituto Mexicano del Seguro Social, unidad Morelos, el resto niños completamente sanos con quienes estrecharon lazos de amistad, siempre acompañados de 22 de los jóvenes que integran Conquistando Sonrisas.

Los niños se tiraron de la tirolesa, cruzaron un paso a ciegas, se treparon como koalas, brincaron llantas, pasaron por el lodo, saltaron como tigres, se deslizaron sobre una resbaladilla llena de pintura, nadaron, cantaron, bailaron y se olvidaron de su enfermedad.

UNA GRAN AVENTURA:

Durante 6 días los niños vivieron en constante fiesta, con música, cine, juegos de integración, manualidades y mucha diversión.

El campamento inició el pasado lunes a las 10:30 horas, cuando se despidieron de sus padres en el Hospital Infantil de Especialidades y se subieron al camión para lanzarse a la conquista de sonrisas. Esta vez las instalaciones de una cómoda casa campestre fueron el escenario de una jornada intensa de actividades.

La primera actividad fue la integración de equipos. "Nopalitos" fue el nombre que eligieron para el equipo verde; "Pinkys" para el rosa; "Tigres" para el naranja; "Mnions" para los amarillos; "La Costeña" para el rojo y "Los Sulley's" para el azul. Todos tuvieron que componer una porra para su equipo, en ésta quedó manifiesta la creatividad de las pequeñas mentes, que eran lideradas por dos conquistadores de sonrisas.

Otra de las actividades fue el Teatro del Pueblo donde se presentaron Wisin y Yandel, Alejandro Fernández, entre otros artistas que fueron caracterizados por los líderes; también se presentó Leonel García, a cargo de uno de los chicos del campamento. La que atrapó las miradas fue María Esmeralda Vázquez, de 7 años de edad, quien padece leucemia desde hace 3 años y bailó como Shakira al son de Rabiosa, pero además cantó con gran sentimiento.

Se dieron un chapuzón y elaboraron piñatas y esculturas de plastilina. Para darle paso al campo de gotchas donde una lluvia de sonrisas inundó el campo.

Jorge Arturo Ibarra, de 13 años, fue diagnosticado con linfoma no Hodgkin, desde hace unos meses está en remisión y se siente feliz de poder dejar las quimioterapias, esta es la segunda vez que participa en el campamento.

Hoy viernes es el día del misterio y tendrán actividades nocturnas, como la búsqueda de objetos, así como la fogata donde reflexionarán y agradecerán estar vivos, mientras que los Conquistadores de Sonrisas les compartirán su experiencia y la manera en que les ha cambiado la vida el organizar actividades para niños que luchan contra el cáncer, así como infundirles ánimo para que regresen con las pilas cargadas para recibir sus tratamientos y que sepan que vale la pena luchar porque hay personas que han vencido a la enfermedad.

LUCHA DE TITANES:

La actividad más esperada era el rally, donde los retos eran difíciles pero no imposibles. De esta manera los chicos y más pequeños cumplieron uno a uno los retos, siempre pensando en que el trabajo en equipo es la clave del éxito.

Estos niños y niñas son verdaderos titanes, ya que dejaron en claro que nadie debe rendirse, que la lucha es con uno mismo y que el amor al prójimo sí existe, que sólo basta descubrir a las personas que pueden e intentan hacerte feliz con una palabra, o bien, al convertirse en una mano amiga que está dispuesta a ser su apoyo en el camino para avanzar juntos. Tal y como lo hacen a diario al luchar contra su enfermedad.

El rally tuvo 9 estaciones brinco de llantas era la primera, donde el equipo "Pinkys" se arriesgó, los primeros en cruzar fueron Ruby, seguida de Jair y Karla quien padece leucemia.

Mientras que el equipo amarillo corría hacia la estación de la resbaladilla repleta de pintura y agua, donde primero tuvieron que buscar un dulce del color de su equipo en una bandeja llena de harina, para después arrojarse por la pendiente y vivir la emoción. Los primeros fueron: Abraham, quien padece cáncer en los testículos; seguido de Sebastián quien está en remisión de una leucemia linfoblástica aguda y Hanna, quien tuvo cáncer en la cabeza.

En el Koala, el equipo Rojo fue el primero en cruzar, uno de los más valientes fue Gerardo Rafael Molina Castañeda, de 13 años, quien desde hace un mes y medio está en pre-alta tras padecer un osteosarcoma en la pierna izquierda. Gerardo recibió un trasplante de tibia izquierda y relata que lo más difícil del tratamiento fue conseguir el hueso que le fue trasplantado hace 6 meses. Ahora se siente más aliviado de sus brazos que era donde le ponían las quimioterapias ya que nunca quiso ponerse un catéter. Actualmente recibe terapias de ortopedia y espera que en breve vuelva a caminar de manera normal.

Otra de las estaciones fue la telaraña; el salto del tigre donde los chicos demostraron sus habilidades para echarse maromas; el ascenso donde los integrantes del equipo tenían que jalar una cuerda para subir a su líder y el teleférico.

La prueba más divertida fue la denominada "Topo" donde los chicos primero tenían que hacerse un peinado moderno con ayuda del champú, para después tirarse pecho tierra y arrastrarse por lodo. Todo ello entre gritos y porras de los demás integrantes.

Bryan Ortiz, de 12 años, padeció osteosarcoma en el hombro, hace 4 años esta de pre-alta y fue uno de los más grandes competidores, ya que su brazo derecho se fortaleció para cruzar lo más rápido posible.

Uno de los más pequeños fue Edgar Luna Portillo, de 4 años, quien padece leucemia y pertenece al equipo rojo, quien en todo momento se esforzó por pasar cada reto y una vez que lo hacía era el más animado para echarle porras a sus compañeros.

Estos chicos y chicas aun con su enfermedad son valientes luchadores que lograron vencer todos los retos y actividades que les pusieron. La actividad final fue lanzarse de la tirolesa, donde la adrenalina corrió por sus venas y se sintieron completamente libres.

Tras el día tan ajetreado los pequeños se dieron un chapuzón para disfrutar de una hamburguesada en la que convivieron y comentaron lo que sintieron en cada reto.

En todo momento, los niños tuvieron la vigilancia necesaria, el área médica estuvo a cargo del doctor Rubén García y las enfermeras Martha, María Luisa, Norma y Carmen

Los Conquistadores de Sonrisas que participaron este año son: Julián, Marcela, Edith, Pepe, Yahaira, Mario, Carlos, Ana, Cinthia, Mauro, Jesús, Fernanda, Karina, Gabriel, Lizany, Kevin, Cristina, Adriana, Oscar, Nohemí, Leonel y Julio, algunos de ellos son sobrevivientes del cáncer y en épocas anteriores participaron en los campamentos y ahora se han convertido en líderes, pues sólo ellos saben lo importante que es sentir una mano amiga en la lucha contra el cáncer.

El campamento finalizará mañana sábado con un encuentro de padres e hijos que se realizará en una granja en Santa Isabel, así mismo se ha invitado a las personas que han apoyado esta noble causa para que vean los resultados y constate las sonrisas que lograron plasmar en los rostros de los participantes.

Durante muchos años se han realizado estos campamentos gracias al apoyo de la sociedad chihuahuense y de empresas, que han logrado conquistar las sonrisas de cientos de niños con algún tipo de cáncer, sobrevivientes de la misma enfermedad o de niños que no lograron vencer este padecimiento.

A todos ellos, los niños que participan en este campamento les dieron las gracias por hacer posible tanta diversión.



SU SUEÑO: UN CENTRO ESPECIALIZADO

El proyecto de Conquistando Sonrisas es poder construir un centro especializado de atención para niños con cáncer y sus familias.

Julián Rivero, presidente de la Asociación, destacó que ya se han acercado con el gobernador del Estado César Duarte para solicitarle un terreno cercano a las instalaciones del Hospital Infantil de Especialidades, ubicado al sur de la ciudad de Chihuahua.

El objetivo será trabajar con los niños del municipio de Chihuahua y establecer un albergue para las familias que acuden a atenderse al Hospital Infantil de Especialidades ya que en ocasiones sufren al no contar con un espacio adecuado.

CÁNCER INFANTIL:

Siete de cada 10 niños que padecen cáncer logran curarse si el padecimiento se detecta a tiempo, la leucemia es el cáncer más frecuente en niños, por ello es importante la detección precoz, indicó el pediatra Rubén Rodríguez Armendáriz.

Leucemias, tumores linfáticos, tumores en el sistema nervioso, tumor de ovario y tumor de testículo son los padecimientos más frecuentes en los niños.

De las leucemias la linfoblástica aguda es la más frecuente y de mejor pronóstico, enfatizó que de la detección depende el pronóstico de los niños, así como del órgano o tejido que afecten.

El pediatra comentó que hay órganos y tejidos que se consideran santuarios como son el cerebro, ojos, órganos reproductores como testículos y ovarios, los cuales al ser invadidos por el cáncer el pronóstico es más difícil.

Rubén Armendáriz es la primera vez que asiste al campamento y se sorprendió de ver a los niños tan contentos, ya que en el hospital en ocasiones hasta difícil se les hace tocarlos porque tienen bajas las defensas, por lo que dijo que para ellos es beneficioso salir del hospital y divertirse como cualquier otro niño.

No hay comentarios: