Follow by Email

viernes, 16 de agosto de 2013

LA HISTORIA DE DULCE: PEQUEÑA CON CANCER EN EL ESTOMAGO

Hoy en Omnia, se publico este reportaje, la historia de Dulce una pequeñita con cancer en el estomago, actualmente se esta atendiendo gracias al apoyo de amanc, una pequeñita mas que sumar a esta lista que no tiene para cuando, curiosamente también me entere que un Medico de esta población cuenta con un estudio relacionado con el impacto de agroquimicos, espero lo divulgue y no quede solo como referencia, anexo la nota:

Dulce tiene cáncer y quiere ser doctora para ayudar a niños como ella 

 Por: Karen Salcido | 16-Ago-2013 10:56

“Cuando te dicen: ‘tu hija tiene cáncer’, tú preguntas ¿cuánto tiempo? Cáncer es una palabra que para la gente significa muerte… para mí y para Dulce significa: batalla. Una batalla que vamos a ganar”. Así define a esta enfermedad la señora Teresa Pillado, madre de Dulce, una pequeñita de 5 años que en el mes de diciembre descubrió que padecía cáncer gástrico.

Actualmente, en México se diagnostican 120 mil personas con cáncer, en su mayoría leucemias y tumores cerebrales. El 30% de las personas afectadas son menores.

Esta enfermedad surge a través del crecimiento desmesurado de células anormales en el cuerpo; las células aparecen a consecuencias de daños en el ADN, los cuales pueden ser heredados o resultado de una exposición ambiental, como el fumar.

Pese a lo agresiva que es esta enfermedad, los médicos aseguran que su recuperación es del todo posible, sobre todo si el mal es detectado a tiempo.

En el tema de cáncer infantil se presentan casos en que a un día de vida los pequeños son diagnosticados con cáncer.

En nuestro país, cada 4 horas muere un niño a causa de esta enfermedad. Esto se debe a que el 15% de los casos no recibe tratamiento especializado.

Miguel Jiménez, presidente de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer en Chihuahua (Amanc), comenta que si la detección es temprana y el tratamiento es adecuado y, sobre todo, oportuno, la posibilidad de éxito es del 70%.

“Para nosotros es muy importante ofrecer nuestros servicios para la detección oportuna y el tratamiento adecuado; si es necesario que nosotros lo paguemos lo hacemos, porque esto no espera”, declaró el dirigente de Amac.

Esta asociación civil funciona a través de los donativos que la sociedad realiza. El sector empresarial también destina fondos para apoyar el centro y la fuente más importante son los redondeos. Miguel asegura que un alto porcentaje del presupuesto para la manutención del albergue, el tratamiento para los niños, la alimentación y demás gastos, son cubiertos gracias al redondeo que las personas aceptan en tiendas de autoservicio y supermercados.

Teresa Pillado cuenta cómo llegó a Amanc, de la mano de su niña, en busca de apoyo para iniciar la lucha contra el cáncer que amenazaba la vida de su pequeña.

“Dulce dejó de comer, la llevamos pronto a un hospital, ahí se le encontró una masa muy grande alojada en el estómago. No se veía porque fue buscando por dónde ir caminando y se alojó… y se escondió muy bien”, narra con tristeza.

Dejó a su esposo e hijas en Parral y viajó a Chihuahua para que su hija pudiera recibir el tratamiento necesario.

Siete ciclos de quimioterapia, una cirugía para la recepción del tumor y 25 sesiones de radioterapia, es el proceso que Dulce tiene que pasar para lograr un control de su enfermedad.

Sin embargo, la “princesa” pregunta por qué no puede estar en el sol o en la tierra, por qué no puede jugar con los demás niños. Las explicaciones de su madre, aunadas a la atención sicológica que Amanc otorga a los pacientes, han ayudado a que Dulce y los demás pequeños asimilen los cuidados que requieren y puedan vivir su infancia sin ponerse en riesgo.

Teresa asegura que la fuerza de su hija no tiene límites, fuerza que no le permite derrumbarse, por muy complicada que sea la situación.

“Dice que quiere ser doctora, para curar a los niños como ella… tiene muchos sueños y los va a lograr, yo lo sé”.

La vida de esta familia cambió completamente desde que Dulce enfermó. Sus dos hermanas quedaron a cargo de su papá, quien no pierde la esperanza y la fe de que un día su hija sane por completo.

“Te amo hasta las sirenas”, es la frase que Dulce utiliza para expresar el amor a su mamá, a “Nanis” (Imelda González, cocinera del centro) y a todos los que le acompañan en esta lucha.

“Que conozca el mar sería el regalo más grande que pudieran darle. Ama las sirenas y sueña con visitar el lugar en donde viven”, platicó Teresa, quien se acongoja por no tener los recursos para financiar un viaje y volver realidad el sueño de la más pequeña de sus hijas.

Sólo en tratamiento, Amanc dispone más de 3 millones de pesos para los medicamentos y estudios que se requieren. A esto habría que sumarle los gastos de la infraestructura y alimentación, que sin duda son primordiales para mejorar la calidad de vida de los infantes.

“El cáncer se vence con el amor, la armonía y la fe… la fe en los médicos, en el tratamiento, en Dios, en el niño y en uno mismo, uno no puede derrumbarse. Si Dulce no se quiebra antes de entrar a una cirugía, ¿por qué me voy a quebrar yo? Uno tiene que pensar positivo, buscar ayuda, acercarse a lugares como éste que son maravillosos. Aquí hacen que uno y los niños no vivan con el sol de todos los días. Te acompañan, te apoyan y te orientan”, dijo agradecida Teresa.

El dolor que la pérdida de alguno de estos pequeños deja en el centro, cuando no logran vencer el padecimiento, es tan grande como la felicidad que les embarga cuando los ven levantarse y sanar.

“Los milagros existen, aquí los hemos visto: niños que llegan arrastrándose y ahora corren, niños a quienes no les daban ni un mes de vida y hoy son padres de familia… Actualmente tenemos 52 niños en supervisión. Ellos ya ganaron, sólo vienen a hacerse análisis para llevar un control, eso es lo que nos mantiene”, aseguró Miguel Jiménez.

Dulce apenas va en la quinta sesión de radioterapia, aún quedan 20, pero es seguro que las superará con éxito, ya que le acompaña el amor de su madre, el de las personas que le han adoptado como parte de la familia y el canto de las sirenas que tanto anhela conocer.

No hay comentarios: