Follow by Email

lunes, 24 de noviembre de 2014

PRIMERO LEUCEMIA, AHORA TUMOR CEREBRAL


Hoy en El Diario de Chihuahua se publico este reportaje, donde se narra la historia de Gabriela Gonzalez Ramos, quien al año de edad padeció de leucemia linfoblastica aguda, ahora a sus 9 añitos esta luchando contra un tumor cerebral que la aqueja.


Al igual que muchas criaturas que he publicado, requieren de ayuda para poder costear su tratamiento, motivo por el cual hacen un llamado a la ciudadania solicitando cooperación.

Anexo su historia contenida en el reportaje:


A sus 9 años ya venció la leucemia, ahora lucha contra tumor cerebral

Josefina Martínez
El Diario de Juárez | 2014-11-24 | 07:30
El 18 de agosto era especial para Gaby, además de ser su primer día de clases estaba contenta porque la leucemia linfoblástica que padecía desde que tenía un año de edad se encontraba en periodo de remisión.

“Tenía un año cuando empezó a enfermarse mucho, le salían muchas ronchitas en los brazos y le daba fiebre constantemente. En uno de sus días más malos la llevé a una Similares y el doctor me dijo que la llevara al Seguro porque necesitaba una revisión más completa”, recordó su madre, Hilda Ramos.

En el Seguro Social le hicieron exámenes, análisis de sangre y finalmente llegó el diagnóstico: Gabriela González Ramos padecía leucemia aguda linfoblástica y había que iniciar su tratamiento de inmediato.

Nos dijeron que tenía que ir a Torreón a recibir el tratamiento, pero yo trabajo, con eso mantengo la casa y mi esposo igual, era difícil, entonces una hermana mía me dijo que existía la Asociación de Padres de Niños con Cáncer (Apanical) y fuimos ahí”, dijo Hilda Ramos, madre de Gaby.

Llegar a Apanical fue algo muy bueno nos atendió el doctor Rubén Ornelas y Gaby reaccionó bien al tratamiento de quimioterapia y radioterapia, señaló.

“A pesar de las quimioterapias mi niña estaba bien relativamente jugaba, hacía la vida de toda niña y entró a la escuela”, dijo.

A los cinco años en el 2010 Gabriela fue dada de alta y sólo acudía a revisiones con su médico.

“Gaby continuó en la escuela; terminó hasta tercer año y los doctores me dijeron que tendría problemas de aprendizaje por las radioterapias pero de cualquier manera estaba bien y seguía adelante”, expresó Hilda.

Relató cómo la familia, que se había unido más cuando Gaby fue diagnosticada, tuvo un espacio de alegría al pensar que el problema de salud de la niña estaba resuelto.

Sin embargo el 18 de agosto de este año cuando Gabriela entró a cuarto grado de primaria en la escuela Hermenegildo Galeana, la enfermedad regresó.

Ese día Gabriela y sus dos hermanos mayores de 18 y 14 años se fueron a la escuela, y en la casa hubo más movimiento ante el inicio del ciclo escolar, dijo Hilda.

“Gaby fue la primera en regresar, llegó muy contenta pero cuando le pregunté que había hecho en la escuela me respondía que nada porque su manita le había temblado mucho, me asusté pero no le dije nada y esa misma tarde la lleve al seguro nuevamente”, comentó.

Hilda relató cómo de nueva cuenta su hija, ahora de 9 años, regresó a las salas de espera, a los exámenes de sangre y a los análisis, pero en esta ocasión su salud se deterioraba rápidamente ante la desesperación de todos.

“Le detectaron un tumor en el lado izquierdo del cerebro, y tuvimos que empezar de nuevo con quimioterapia pero en esta ocasión requiere de unas ampolletas de Nimotuzumab, el tratamiento es durante un año y cuesta más de 500 mil pesos”, dijo.

San Juana Solís Granados, presidenta de Apanical, señaló que esta organización continuará apoyando el tratamiento de la niña con 2 ciclos de quimioterapia al mes y los medicamentos para el vómito y los antibióticos.

Agregó que las ampoyetas de Nimotuzubam representan un gasto más grande por lo que ellos solicitaron a la familia de Gaby que intentaran conseguir apoyo para comprar este medicamento.

Ayer la familia de Gabriela se preparaba para hacer “carnitas” para obtener dinero y pagar el tratamiento.

“Vamos a venderlas, ya le avisamos a la familia y a los vecinos, queremos juntar dinero para el medicamento de la niña”, dijo Hilda mientras acariciaba la mano de su hija.

Y es que a pesar del retroceso que ha sufrido Gabriela, su familia no se ha dejado vencer.

“Gaby ya no habla y no camina. En cuatro meses se puso muy mal, pero el doctor dice que luego de varias sesiones del tratamiento podrá recuperar su movilidad, nosotros estamos a su lado y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que recupere la salud y que vuelva a la escuela con sus amigas, a andar en bici y a correr por toda la casa”, dijo Hilda.

Aseguró que tiene esperanza y confianza, porque si Gaby ya una vez venció a la leucemia, en esta ocasión volverá a sobreponerse, “ella puede y nosotros estamos aquí para ayudarla”, expresó.

Quien desee apoyar a la familia de Gabriela González Ramos puede llamar al celular (656) 278-86-92 o a su hogar al 681-12-26. (Josefina Martínez/El Diario)


No hay comentarios: