Follow by Email

martes, 3 de febrero de 2015

CESAR IBRAHIM AFECTADO POR LINFOMA


 Hoy en El Heraldo de Chihuahua, se publico la historia del pequeño Cesar Ibrahim, quien padece de un linfoma que pone en riesgo su vida.


Como la gran mayoria de los niños que aqui publico, requieren del apoyo de la ciudadania por la dificil situacion por la que atraviesa.

Anexo su historia:

Libra batalla contra el cáncer

> Desesperación de su familia, pues el padre perdió el empleo por atenderlo
El Heraldo de Chihuahua
3 de febrero de 2015

Venessa Rivas Medina

Chihuahua, Chihuahua.- César Ibrahim, de 5 años, es un valiente guerrero que libra una feroz lucha contra el cáncer. Él ya decidió que cuando sea grande quiere ser bombero para ayudar a los demás en algún problema, tal y como los médicos le ayudan a paliar su dolor.

Tiene una mirada inocente, su sonrisa es única y su valentía incomparable, aunque en ocasiones las fuerzas se le terminan, pues en vez de estar en el hospital le encantaría estar en su casa jugando con su hermanito Darey de 3 años.

Junto con su madre Gladys Castañeda se hospeda en el albergue de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer Chihuahua, pues ahora, además de la enfermedad, se enfrentan a la carencia, pues su padre César Castro fue despedido de la maquiladora en la que laboraba por acompañar al pequeño a sus sesiones de quimioterapia.

Al pequeño César su madre le detectó una bolita a la altura del cuello, se la extirparon y la mandaron a analizar, fue así que le dieron el diagnóstico. César padece Linfoma No Hodgkin. Es una enfermedad en la que se forman células cancerosas dentro del sistema linfático y empiezan a crecer de forma descontrolada. Surge en los linfocitos.

De eso ya hace un año, este tiempo ha sido muy difícil, ha estado con quimioterapias y radioterapias cada 15 días. La respuesta ha sido buena, por lo que su madre confía en Dios para que su valiente guerrero salga victorioso. Hoy y mañana será sometido a exámenes y a la quimioterapia.

César está ilusionado de regresar a la escuela, ya va a entrar a primero, pero su meta es llegar a ser bombero para apagar incendios en las casas y ayudar a la gente que lo necesite.

Este guerrero relató que estar en el hospital ha sido muy feo, y como la mayoría de los niños preferiría estar jugando con su hermano y sus compañeros de preescolar. La quimioterapia que le están poniendo es muy agresiva, tanto, que merma sus fuerzas.

Su juego preferido son las escondidas, disfruta el tiempo que pasa con Darey y espera pronto estar bien.

Su padre César Castro era el sostén de la casa y sabe que con la enfermedad de su pequeño necesita conseguir trabajo para sacar adelante a su familia. Por lo que solicitaron la ayuda de la ciudadanía para que puedan darle trabajo en Camargo, donde ellos radican.

Gladys comentó que anímicamente es pesado, porque ve sufrir a su niño, "tengo que sacar fuerzas para que él siga luchando".

No hay comentarios: