Follow by Email

martes, 25 de agosto de 2015

EMBUTIDOS Y ENLATADOS CANCERIGENOS

Hoy en Omnia, se publico esta nota, ya lo había mencionado con anterioridad, pero la pregunta aquí radica en ¿Porque Salubridad permite la comercialización de productos que son un peligro?


Se supone que todo producto debe pasar por pruebas para poder ser certificado y autorizado para su venta, si dentro de esas pruebas se comprueba es un riesgo, ¿porque se autoriza?.

Anexo la nota:

Embutidos y enlatados pueden ocasionar cáncer y leucemia
Por : Franciso Milla
25-Ago-2015 06:39 - Ante la proliferación de cánceres a edades tempranas y la alerta por la detección de casos de leucemia en adolescentes de secundaria de 14 y 15 años, la Secretaría de Salud planifica con la Secretaría de Educación, Cultura y Deportes una campaña para combatir el consumo de alimentos con aditivos y conservantes entre los escolares. Los embutidos, la comida industrial y los enlatados pueden contribuir al padecimiento de un cáncer.

Raquel Navarrete Vázquez, responsable estatal del Programa para la Atención de la Salud de la Infancia y la Adolescencia de la Secretaría de Salud, afirmó que actualmente trabajan en inculcar a los pequeños estudiantes que la alimentación saludable contribuye a evitar el futuro padecimiento de un cáncer.

“Hoy en día tenemos un problema de niños con cáncer que se están detectando, todos los alimentos industrializados, como los embutidos que comemos con mayor frecuencia y los aditivos de aguas azucaradas, todo tiene conservadores, todos tienen químicos que llegan a perjudicar la salud”, advirtió Navarrete.

En este sentido, apuntó que el consumo excesivo de embutidos como el jamón y la salchicha o productos enlatados, debido a una alta cantidad de aditivos y conservadores que contienen, así como los saborizantes y colorantes de agua y las bebidas azucaradas, pueden perjudicar seriamente la salud si su consumo no es moderado y se convierten en la alimentación habitual desde edades tempranas.

Estos alimentos y bebidas han dado origen a un problema de salud pública de enfermedades no transmisibles que se desarrollan en edad adulta, principalmente la diabetes y problemas del corazón, los cuales en muchos casos tienen como causa que “durante la infancia no estamos previendo medidas para evitar que desde esas edades lleven a cabo una alimentación saludable y una actividad física para que en un momento dado, cuando son ya personas adolescentes y adultas, no padezcan este tipo de enfermedades”.

Es por ello que recomendó encarecidamente que los niños desayunen en la mañana en casa antes de ir a la escuela huevo, leche, tortilla y fruta, y una vez en su centro educativo consuman fruta, verdura picada, algún día un yogur o sandwich, si bien recomendó que los pequeños no consuman estos dos últimos sistemáticamente.

Del mismo modo, apuntó que la alimentación del niño debe cuidarse desde que nace con la aportación de la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses y después de forma complementaria hasta los dos años, incidiendo en que los alimentos complementarios deben ser naturales.

“El problema que nosotros presentamos es que empiezan a darles alimentos que no son nutritivos y aparte con muchos aditivos, muchos complementos, y el niño empieza a cambiar su forma habitual de alimentarse”, por lo que aconsejó introducir en la dieta del bebé verduras, frutas, pollo, que no sean alimentos ni muy grasosos ni muy azucarados y salados, así como la elaboración en casa de papillas naturales y no recurrir a las industriales.

Por último, refirió lo beneficioso del consumo de ocho vasos de agua al día, afirmando que si se educa al niño de que lo mejor es consumir agua natural, lo llegan a hacer, advirtiendo que “un saborizante no les está beneficiando en mucho porque son aditivos y colorantes”.

No hay comentarios: